Detalle de la noticia
 Noticias   |    Vuelve a la página anterior

"Andrei Tarkovski. La imagen total"

publicado por: majose el 16/08/08 - 17:04

Publicaciones
"Andrei Tarkovski. La imagen total"
El director de cine ruso Andrei Tarkovski (1932-1986) despertó el interés mundial ya con su primer filme, "La infancia de Iván" (1962). Vigilado y acosado por las autoridades soviéticas, realizó una intensa serie de filmes hasta refugiarse con su esposa en Suecia. Murió a los 54 años. De su cine se ocupa Pilar Carrera en "La imagen total", analizando la forma que Tarkovski tuvo de "esculpir en el tiempo", como él mismo tituló un conjunto de reflexiones sobre el cine.
"Si traemos a la memoria el océano de "Solaris' y la tierra de la Zona en "Stalker', ¿cómo no íbamos a considerar así la producción de Tarkovski: "Es de las cosas de lo que se trata, no de los ojos para verlas'? Su cine es un cine in praesentia , o "de superficie', volcado sobre un mundo que se manifiesta no como imaginario, como proyección del yo que contempla, sino como entidad autónoma, resistente, pregnante", comienza escribiendo Carrera.
A propósito de este libro Santos Zunzunegui escribe: "Éste no es un libro de cine. O, al menos, no lo es de la manera habitual a la que nos tiene acostumbrados una edición que muy a menudo tiende a satisfacer y halagar las más bajas pasiones cinefílicas. Por el contrario, se nos invita a situar la obra de un cineasta al lado de una serie de autores (desde Walter Benjamin hasta Robert Walser, pasando nada más y nada menos que por Angelus Silesius, Gilles Deleuze o Roland Barthes) que, situados fuera del territorio cinematográfico, acompañan con naturalidad la singular obra de Andrei Tarkovski".
A propósito de "Nostalgia" (1983) anota Carrera: "Vuelve constantemente sobre un repertorio muy limitado de imágenes... El suyo es un universo muy redundante. Sus películas no desarrollan temas o tramas, no cuentan historias propiamente hablando. La trama está inmóvil. Ni la trama ni los personajes avanzan... El secreto mejor guardado de sus inexpresivos personajes es precisamente su superficialidad inexpugnable". Publicó Fondo de Cultura Económica.