Detalle del libro
Bibliografía   |    Vuelve a la página anterior   |    ¡Valora el libro!

OBRAS COMPLETAS (17 vols),

¡Se el primero en valorar este libro!
comentado por: juan el 01/06/05 - 22:39

 Autor/es: Sigmund FREUD
 Editorial: Ed. Biblioteca Nueva, Madrid, 1922-1934       fecha edición:
                 Traducción castellana de Luis López-Ballesteros

Se trata de la primera traducción completa (hasta aquel momento en que Freud no había muerto y, por consiguiente seguí todavía produciendo) de la obra de Freud en España fue realizada relativamente pronto bajo la iniciativa y a partir de una sugerencia del filósofo José Ortega y Gasset que, a través de la Revista de Occidente, pretendía culturizar a la sociedad española, introduciendo las corrientes de pensamiento filosófico y científico sobre todo de lengua alemana. Fue el editor José Ruiz Castillo quien editó bajo el nombre de Biblioteca Nueva de Madrid esta primera versión de las obras completas de Freud en 17 volúmenes que fueron apareciendo entre 1922 y 1934, es decir aproximadamente por las mismas fechas que los Gesammelte Schriften, por lo que es posible que estos le sirvieran de fuente principal, y fue de hecho la primera publicación global de la obra de Freud en una lengua extranjera. La traducción estuvo a cargo de Luis López-Ballesteros y fue prologada por el propio Ortega y Gasset, cuya relación con el psicoanálisis en verdad no iba más allá de su papel inicial como introductor: en 1911 había escrito un artículo titulado: “El psicoanálisis, una ciencia problemática”, donde proponía una lectura fenomenológica de Freud, pero después del Prólogo de 1922 a estas obras “completas” no se referirá prácticamente más al psicoanálisis en su obra. Se trata, por otra parte de un prefacio ambiguo donde junto a consideraciones del psicoanálisis como “la creación más original y sugerente de estos últimos veinte años”, otras nociones le “parecen excesivas y sobre todo bastante fantasiosas”. Se trata por otra parte de una traducción que posee el nihil obstat del propio Freud que en una breve carta al traductor le expresa su acuerdo con la versión publicada precisando que podía leer el español porque, cuando era estudiante, había aprendido esa lengua para poder leer el Don Quijote en su lengua original. Pero esa dimensión excesivamente literaria de la traducción de Lopez-Ballesteros que constituye su principal valor, marca también sus limitaciones, efectivamente la traducción está realizada en un bello castellano que permite una lectura bastante agradable como primera aproximación a la obra freudiana. Se trata sin embargo de una traducción técnicamente cuestionable, por su falta de rigor en algunos puntos y por las libertades que se toma el traductor, además de añadidos y omisiones de palabras o de frases enteras así como de alteraciones conceptuales que llegan a distorsionar gravemente el original. Finalmente el hecho de que el traductor no fuera psicoanalista también le impide hacerse cargo del cuidado de Freud con el uso técnico del lenguaje. De todos modos queda como una publicación histórica aceptable como primera aproximación a las ideas de Freud siempre que se tenga la precaución de criticar algunos términos y pasajes fundamentales que precisan de una lectura más detenida. En cuanto al ordenamiento de los escritos, no seguía el orden temático de los G.S. ni ningún otro.